DIY - Jarrones para flores con un toque rústico

Me encantan las flores. Animan cualquier rincón de nuestra casa aunque sea la flor más simple. Su colorido, su olor,... De vez en cuando compro algún ramo sencillo y lo pongo por casa y la verdad, que suben el ánimo.  El otro día vi unas flores muy bonitas en una floristería cerca de casa y no las compre porque me acorde que no tenía un jarrón apropiado.

Si, tengo jarrones, el típico de cristal (que por cierto compre cuando nació Gabriel porque hasta entonces, no tenía) pero no uno pequeño, coqueto y versátil que me sirviera para esas pequeñas flores de temporada. Me puse a darle vueltas a la cabecita y al final, di con el jarrón perfecto.

Pues aquí os dejo un DIY para que tengáis siempre a mano "ese jarrón":

Materiales

- Latas de diferentes tamaños.
- Cuerda de un grosor normal.
- Pegamento.
- Tarros de cristal que quepa dentro de las latas, por ejemplo de potitos.
- Flores.

Elaboración

1. Una vez escogida la lata, quitamos las etiquetas que tengan. Lavamos y secamos bien.
2. Cogemos la cuerda y vamos enrollándola alrededor de la lata. Si queréis, poner algún punto de pegamento para ir asegurando la cuerda. Yo he utilizado una pistola de silicona caliente o pegamento Loctite.
3. Dejamos secar.
4. Metemos el tarro de cristal con agua dentro de la lata.


5. Poner unas bonitas flores. Me ha dado pena deshacer el ramito porque había quedado muy bonito pero el resultado final por separado también es fantástico.





Como veis un DIY rápido y sencillo... ¡Que paséis buen día!


Eli