Librerias infantiles y un cuento maravilloso - Mamá Camaleón


Todos sabemos que la lectura es un arma maravillosa para desconectar, trasladarnos a lugares maravillosos, vivir grandes aventuras. Por eso considero que la literatura infantil es aún más importante si cabe: les ayuda a memorizar (Gabriel con 2 años se sabia el cuento de "El Grúfalo" de memoria), fomenta su imaginación, les ayuda en el proceso de aprender a hablar.

Desde que nació Gabriel, todas las noches antes de dormir tenemos el momento-cuento. Es verdad que cuando son bebes no entienden nada pero escuchan nuestra voz, entienden el tono, notan nuestro calor y eso es realmente, un momento maravilloso. Ahora que Gabriel tiene tres años le encanta meterse en la cama con su papa e imaginar maravillosas aventuras. Hemos pasado por los animales, los coches, los piratas y ahora nuestros cuentos - inventados claro - hablan de Star Wars y Darth Vader... 

Quiero aprovechar el post para presentaros a una joven autora de cuentos. Tamara San Martin es una enamorada de los niños y de los libros. Madre de 4 hijos, gracias a su tesón y fuerza ha conseguido unir sus dos pasiones: tiene su propia Escuela infantil y escribe cuentos infantiles.

No queria dejar escapar esta oportunidad para que conozcáis uno de sus maravillosos cuentos:






MAMÁ CAMALEÓN


Mamá camaleón, cuyo nombre es Lima, tiene un precioso color verde. Vive con su hijo llamado Limón debajo de una hoja en la sabana.
Los dos juntitos recorren despacio un camino para ir a la escuela cada día. De hoja en hoja, de rama en rama ayudados por su cola y sus patas.
Siempre hacen el mismo recorrido.
Por la mañana, mamá Lima despierta a Limón para que se coloque en el borde de la hoja y vean el amanecer. Los dos juntitos y felices se ponen del color anaranjado del cielo y esperan pacientemente a que algún insecto pase por su lado y puedan atraparlo con su larga lengua, ¡el desayuno perfecto, en la mejor de las compañías!
Limón es un poco travieso y le gusta que mamá, a la que no le gusta correr, le persiga sin descanso hasta llegar a la escuela.
Todos los días, mamá Lima le repite a limón. “Despacio Limón, sin correr, que se nos va a salir la mosca por la boca”. Pero Limón se cuelga de una rama nada más salir de su hoja y comienza a mover los ojos sin ton ni son, fingiendo que no ha escuchado nada.
Mamá camaleón cambia su precioso color verde por uno rojizo. Comienza a enfadarse.
Pacientemente va detrás de Limón esperando que en algún momento se tranquilice, pero éste camaleón lejos de relajarse continúa haciendo de las suyas. Se hace un ovillo con su cola y comienza a rodar en una cuesta para derribar a las hormigas que están llevando alimento al hormiguero.
Mamá Lima , le mira con gesto de desaprobación y le dice” Limón estate quieto y pide perdón”.  A lo lejos y gritando “¡perdón!” mientras va a parar a un charco.
Mamá camaleón está cada vez más roja, parece una bombilla.
A Limón todo le parece tan divertido y él no cree que esté haciendo nada malo.
¡Qué aburrida es mamá a veces!
De repente, Limón desaparece de la vista de mamá Lima, “¿Dónde se habrá metido mi pequeño?” Piensa asustada. Pero Limón está encima de una hoja en la cabeza de Lima, que al pisar, hace que se derramen millones de gotas de rocío y la den un baño no deseado.
Mamá camaleón no puede estar mas enfadada…Su color rojo parecía que la iba hacer explotar, así que sin poder evitarlo gritó tan fuerte, que se le escuchó hasta en la China. Limón salió disparado por los aires volando como nunca antes había volado un camaleón. El pobre se puso de color azul, al igual que su mamá, estaban asustados los dos.
Mamá Lima fue a buscar de hoja en hoja y de rama en rama a su hijito, arrepentida de que le hubiese salido ese grito tan enorme de su interior.
Quería encontrarlo por encima de todo, estaba tan triste por haberle gritado así… Le encontró dentro de una colmena de abejas africanas, pegado a la miel. Lo bajó de allí, lo limpió y él, arrepentido le dijo: “Perdón” a lo que Lima contestó “Perdóname tú a mí”.
Marcharon juntos a su hoja otra vez, entre unas cosas y otras, el día casi había pasado y la escuela estaba ya cerrada.
Los dos se abrazaron muy fuerte. Limón prometió obedecer a su mamá siempre y mamá Lima prometió no gritar nunca más…
Los dos se colocaron uno junto al otro a mirar el atardecer, cambiando su color en tonos violáceos, esperando a que pasara por allí una suculenta cena en la mejor de las compañías.
- Fin -
Y como de literatura y cuentos va el post. os dejo un listado de librerías infantiles y jeveniles en Madrid:

Calle Embajadores 29 (Entre los barrios de Lavapies y La latina).  
Tlf 91 173 91 43

Horario:
Lunes: cerrado
Martes a sábado: de 11 a 14 y de 17 a 21 horas
Domingos: de 11 a 15 horas
Calle Santiago 18 - Madrid
Tlf: 91541 71 09

Horario:
De lunes a viernes de 10:30 q 14 y de 17 a 20:30 horas.
Sábados: de 10:30 a 14:30 horas
Librería La Mar de Letras

3. El Dragón lector
Tienen dos tiendas en Madrid:

Calle Sagunto 20

Horario:
De lunes a viernes: de 10 a 14 y de 17 a 20:30 horas.
Sábados: de 10 a 14 y de 17:30 a 20 horas.

Calle Fernandez de la Hoz 72

Horario:
De lunes a viernes: de 10 a 14 y de 17 a 20 horas.
Sábados: de 10 a 14 horas.
el-dragon-lector

4. Kiriku y la bruja
Calle Rafael Salazar Alonso 17 - Madrid

Horario: 
De lunes a viernes: de 10 a 14 y de 17 a 20 horas.
Sábado:de 10 a 14 horas.
Librería Kirikú y la bruja


5. Biblioketa
Calle Justiniano 4 - Madrid

Horario: 
De lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 20 horas.
Sábados: de 10 a 14 horas.
Keta
6. Iuvenis
Calle Rioja s/n - Torrejón de Ardoz
Organizan talleres.

Horario:
De lunes a viernes de 10:30 a 13:30 y de 17:30 a 20:30 horas.
Sabados: 10:30 a 13:30 horas.



Espero que os haya gustado el post pero sobre todo, que os animéis a contar cuentos a vuestros hijos, a disfrutar de ese tiempo junto a ellos. Y ante todo, ¡dar las gracias a Tamara por su maravilloso cuento!!

Hasta pronto